Denuncian demora en traslado de paciente accidentado desde Garzón a Neiva

Michael Stiven Quiroga López es un joven de 22 años que sufrió un aparatoso accidente de tránsito y quien se encuentra a la espera de ser remitido al Hospital Universitario de Neiva. Presenta traumatismo facial y fractura en uno de sus pies. No solo denuncian demora en traslado, sino en atención.

Andrea López, hermana del joven, dice que el Hospital San Vicente de Paul de Garzón ordenó el traslado de Michael Stiven, quien no cuenta con seguro de salud y quien debió ser atendido a través de ADRES.

Aunque el joven fue sometido a tomografías y radiografías que muestran la grave fractura que tiene en su rostro y pie, la demora en su traslado, al parecer, ha sido porque el Hospital Universitario de Neiva no lo ha querido recibir.

“Lo remitieron a Neiva a cirugía maxilofacial, pero no es urgencia vital a pesar de tener fracturado todo el rostro y tener los huesos de alrededor del ojo izquierdo fracturados, comprometiendo la visión, ya que dice que no ve por ese ojo y por el otro muy minímo. Ayer estaba vomitando sangre y por la nariz se le venían los chorros de sangre, mi mamá se encuentra con él y llevaba cuatro horas pidiéndole una cobija a la enfermera de turno sin ninguna respuesta”, contó la mujer.

Accidente

El siniestro vial en el que Michael Stiven se vio involucrado, se registró la mañana de este lunes cuando se dirigía en su motocicleta hacia Zuluaga. Según se denunció, un velocípedo que venía en sentido contrario, invadió el carril y lo estrelló de manera violenta.

“El accidente se presentó en la entrada al Limonar vía Zuluaga – Garzón. El señor que lo estrelló junto con el acompañante de otra moto, movieron la de mi hermano, dejándola parada y cambiando el sentido”, denunció Andrea.

El hombre que conducía la motocicleta que impactó la del joven de 22 años, al parecer, huyó del lugar, pero luego se presentó en el Hospital y no habría suministrado información del siniestro vial a la Policía, pues fueron bomberos de Garzón, quienes auxiliaron y trasladaron a Michael Stiven, de profesión mototaxista.

Ya han pasado más de 24 horas, y el traslado no se ha hecho efectivo. “Se encuentra más hinchado y aún vomitando sangre y le sale también por la nariz. Me tocó poner tutela porque nada todavía”, concluyó la hermana del joven.

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *