Opinión | El puente está quebrado

Por: Felipe Guerrero

Conmoción, revuelo y emoción ha producido en los neivanos, principalmente los habitantes de la comuna 1 (los más perjudicados de la actual administración y de las mal planificadas obras del SETP) el anuncio del burgomaestre RODRIGO LARA, sobre la inauguración de la polémica obra del intercambiador de la SURCOLOMBIANA el próximo 12 de diciembre.

Algunos interrogantes suscitan, ¿Por qué una obra que duró “engavetada” más de 18 meses pudo viabilizarse al punto de su supuesta terminación en menos de 3 meses? ¿Cuál va a ser la solución en materia peatonal? y tal vez el más importante, ¿Cumple esta obra de magna importancia para la movilidad neivana, con todos los protocolos de seguridad e infraestructura?

No es sensacionalismo, ni mucho menos amarillismo, pero a juzgar por los precedentes (caso estadio de fútbol), lo que menos se espera es que el municipio se vea incurso en un proceso judicial que tenga como responsables las personas encargadas de administrar, ejecutar y llevar a puerto seguro importantes obras como lo es esta, que hace parte del esquema del Sistema Estratégico de Transporte, el cual se quedó corto en su proceso de puesta en marcha y es totalmente lejano a lo que los neivanos estábamos esperando.

También es importante que se conozca de manera oficial el estado financiero de estos proyectos, porque lo más probable es que, como ya nos tienen acostumbrados en este cuatrienio, la obra se inaugure faltando “algunos detallitos” (señalización, zona de exclusividad o pasillos azules, andenes, ornato y demás obras de urbanismo).

Otro aspecto de suma relevancia es la solución que dejen proyectada con la problemática de los cambios de diseño y la disminución de los costos de esta obra, que dejará como resultado la no construcción del puente peatonal que hacía parte del diseño inicial y el cual fue autorizado por las fuentes de financiación (nación y departamento).

Sería importante y, teniendo en cuenta el contexto nacional con la realización de marchas de protestas, que también se tenga en cuenta el aspecto local y, por supuesto, se máxime a las administraciones actuales que están en procesos de empalme con sus sucesores, donde presuntamente muchas de ellas tienen un afán mediático de “generar resultado” poniendo en riesgo la integridad personal, las finanzas del territorio y las ilusiones de sus habitantes, que sueñan como en este caso en particular en que esa terrible  pesadilla en la que se ha convertido  transitar del centro  al norte de Neiva, llegue a su fin.

Finalmente, lo único que se espera es que los neivanos seamos felices con esa mega obra, pero solo ante una eventualidad se espera que en este caso, si llegase a ocurrir algo “INESPERADO O UN ERROR HUMANO”, como lo ocurrido en el Plazas Alcid, el actual mandatario no haga lo que ha venido haciendo, ayudado por sus buenas amistades y oficios de la crema y nata de la justicia criolla, “LAVARSE LAS MANOS”.

 

 

Andrés Felipe Guerrero Chávarro

Neivano.

Comente aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *