ComunidadLo último!Nacional

Paro del 21: Si hay violencia gobierno considerará toque de queda

Con un decreto, el Gobierno Nacional facultará a los alcaldes y gobernadores del país, para que tomen decisiones con el fin de garantizar el orden público y la seguridad de sus habitantes durante la marcha del próximo jueves.

Así lo anunció la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, quien sostuvo que se han analizado en varias reuniones de alto nivel, los riesgos y situaciones que se podrían registrar el jueves durante las movilizaciones. Ese decreto permitirá a los mandatarios locales y regionales tomar medidas como la restricción al porte de armas, consumo de licor e incluso adoptar medidas como toque de queda, “cuando las situaciones lo ameriten”, luego de un análisis previo con las Fuerzas Militares y la Policía.

La funcionaria indicó que el gobierno ha identificado falsas motivaciones en las convocatorias a las marchas, y dijo que esto ha generado el rechazo del gobierno “que ha hecho un esfuerzo por dar una información real a la ciudadanía”. Por su parte el fiscal general encargado Fabio Espitia dijo que el ente acusador tiene la competencia de judicializar actos delictivos durante las marchas.

Añadió que el organismo investigador no persigue la protesta social sino los actos de vandalismo y de violencia. Para esto, dijo Espitia, se activó un grupo especial que va a estar atento a realizar los actos urgentes que se puedan necesitar para judicializar a quienes incurran en delitos.

Entre tanto el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, aseguró que el gobierno va a garantizar el derecho a la protesta pacífica “y avanza en las coordinaciones para hacerle frente a cualquier acto de violencia o vandalismo”.

Quizá ninguna marcha había generado tanto miedo y expectativa como la convocada para este 21 de noviembre. Después de ver en televisión cómo las multitudes se han tomado las calles en varios países para expresar su indignación, el turno le llegó a Colombia. Las protestas lejanas se han venido acercando. Luego de los “chalecos amarillos” en Francia y los libertarios en Hong Kong, el estallido social llegó a América Latina. En Ecuador, por las drásticas medidas del Fondo Monetario Internacional, y en Bolivia, por acusaciones de fraude electoral que terminaron con la renuncia de Evo Morales.

Pero la movilización social que más impresionó por lo masiva, agresiva y sostenida fue la de Chile, hasta ese momento considerado un país modelo, cuyo desenlace ya va en referendo para cambiar la Constitución. Ante ese panorama, muchos colombianos están con los pelos de punta.

 

 

 

Rubén Malpica

Comunicador Social y Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este anuncio publicitario se cerrará en segundos.