Denuncian en la Auditoría General al excontralor encargado Luis Guillermo Chaparro

Comparta

Angela Judith Zambrano Ramón, en su condición de Contralora Municipal de Neiva, puso en conocimiento, ante la Auditoría General, presuntas irregularidades acontecidas en la entidad, toda vez que fue elegida y posesionada por el Concejo por primera vez, el 17 al 27 de septiembre, y por segunda ocasión, el 16 de octubre.

Por decisión del Concejo Municipal, la Contraloría había sido encargada a Luis Guillermo Chaparro Puerto, quien para la época ocupaba el cargo de secretario general; sin embargo y, al parecer, a la llegada de Angela Judith Zambrano Ramón, no hizo entrega del cargo, así como tampoco hizo devolución de los bienes entregados, para lo cual se le solicitó mediante oficio, sin que hasta la fecha de la presente lo haya hecho.

Zambrano Ramón, informa al organismo de vigilancia, que mediante correo electrónico se le solicitó a Chaparro, la presentación de informes de comisión formato GR-F-57, donde habría legalizado dichas comisiones con viáticos en reuniones extraordinarias de contralores territoriales, congresos nacionales de control fiscal y seminarios de actualización de procesos administrativos sancionatorios y cobros coactivos en la ciudad de Bogotá y San Agustín; comisiones que a la fecha, según denunció la mujer, se encuentran vencidos los términos para su legalización.

Al regresar al cargo de Contralora por segunda vez, Chaparro Puerto habría hecho caso omiso a los requerimientos, máxime que ya no labora para la Contraloría.

Otra de las presuntas irregularidades que advierte la excontralora, es que Luis Chaparro  Puerto, habría sustraído su hoja de vida del archivador de la entidad, en donde permanecen en custodia las mismas, sin que a la fecha de la denuncia haya procedido a devolverla.

Luis Guillermo Chaparro, según cita la denuncia, en su condición de Contralor Municipal encargado, el 25 de junio de 2019 mediante resolución N. 081 de 2019 nombró y posesionó en el cargo de Director Técnico de Participación Ciudadana a César Enrique Serrano Rudas, sin el lleno de los requisitos legales que exige dicho puesto.

“Dicho cargo exige que la persona debe contar con 4 años de experiencia profesional, sin embargo, el señor Serrano Rudas no cumple con dicho requisito, por cuanto la experiencia acreditada en su hoja de vida es asistencial, pero a pesar de ello fue nombrado y posesionado”.

Denuncia Zambrano Ramón, que el 27 de septiembre de 2019 fue retirada del cargo de Contralora Municipal por disposición de la Juez de Segunda Instancia, toda vez que ordenó devolver la tutela al Juez de Primera Instancia e iniciar de nuevo el proceso. Y que mientras se surtía nuevamente dicho trámite, el Concejo decidió volver a dejar en el cargo a Luis Guillermo Chaparro, a pesar de que ya no pertenecía a la planta de personal de la entidad.

“Cuando se produjo el segundo fallo a mi favor, teniendo que el Concejo Municipal elegirme y posesionarme por segunda vez el 16 de octubre de 2019, el señor Chaparro tampoco me hizo entrega del cargo, no había devuelto la hoja de vida, ni legalizado los viáticos, sin hasta la fecha, luego de su retiro, dar cumplimiento”.

En el documento enviado a la Auditoría General de la República, se denuncia que Chaparro en su condición de Contralor (e) salió de comisión a la ciudad de Bogotá los días 9,10 y 11 de octubre de 2019, llevándose el vehículo de placa OWI649 de la Contraloría, y solicitando viáticos y gastos de viajes para el conductor.

“El vehículo tenía permiso para salir de la jurisdicción de la ciudad de Neiva hasta el viernes 11 de octubre, sin embargo, el conductor Jorge Plata (funcionario de la entidad) entregó el vehículo mediante acta de fecha sábado 12 de octubre de 2019 a Luis Guillermo, en Bogotá, y él se regresó en bus. No obstante, el martes 15 de octubre, Chaparro Puerto, de manera informal entregó las llaves del carro a la Secretaría General de la Alcaldía de Neiva, toda vez que el vehículo fue entregado a la Contraloría por la Administración en comodato, informando de manera verbal que el carro se había varado, procediendo a utilizar los servicios de una grúa para traerlo a Neiva, el cual fue trasladado a un taller para conocer un diagnóstico de lo sucedido, necesitando reparación por rotura en el eje de las levas de admisión, sacando de funcionamiento dos cilindros de motor”.

Finalmente Angela Judith Zambrano Ramón, pone en conocimiento de la Auditoría, que la Contraloría Municipal de Neiva celebró el 24 de julio de 2019 el contrato de prestación de servicios N.026 con Martha Dolores Rojas Canaria, cuyo objetivo es “prestar los servicios profesionales como abogada, para que brinde apoyo, acompañamiento y asesoría jurídica en las diferentes situaciones administrativas de conocimiento del Contralor”, sin embargo, desde el 17 de septiembre de 2019, día en que asumió el cargo Zambrano Ramón, requirió a la abogada para que se reunieran y entregara informe sobre las labores realizadas hasta la fecha, quien al parecer, no atendió el llamado ni requerimientos vía correo electrónico y llamadas telefónicas, así como tampoco el mes de octubre donde asumió el cargo por segunda vez Zambrano, entre otras irregularidades.

 

Comparta

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *