Álvaro Hernán Prada propuso el referendo contra sentencias de la Corte Constitucional

Comparta

El representante a la Cámara por el Huila, Álvaro Hernán Prada, propuso un acto legislativo  para que por vía de referendo se puedan tumbar las sentencias de la Corte Constitucional. La idea no es apoyada ni por el expresidente Uribe.

Revuelo causó la nueva iniciativa propuesta por el congresista Álvaro Hernán Prada, quien llevó hoy hasta el capitolio un nuevo proyecto de acto legislativo con el que busca, según él que el pueblo tenga la última palabra cuando el alto tribunal tome decisiones sobre temas que afecten los derechos fundamentales de los ciudadanos.

El congresista huilense en medio de la exposición del proyecto,  refirió que se aplicaría para casos como el del aborto, el consumo de drogas, el matrimonio igualitario o la misma aspersión con glifosato.

Esta no es la primera vez que el uribismo insiste en el referendo como mecanismo para enfrentar decisiones judiciales, por ejemplo, en la actualidad el activista Herbin Hoyos impulsa un referendo contra la Jurisdicción Especial de Paz.

Sin embargo el representante Álvaro Hernán, esta vez no contó con el apoyo de su colectividad,  sin ninguna posibilidad de ser aprobada en el CapitolioIncluso, ni el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe, firmó la iniciativa, pues  sólo diez de los 33 congresistas del uribismo la apoyan.

Lo que dice la propuesta

La propuesta de Prada, que valga recordar está siendo investigado por la Corte Suprema de Justicia por manipulación de testigos y fraude procesal en el mismo caso al que está vinculado Uribe, plantea adicionar un parágrafo al artículo 377 de la Constitución

“Deberán someterse a referendo las reformas constitucionales aprobadas por el Congreso, cuando se refieran a los derechos reconocidos en el Capítulo 1 del Título II y a sus garantías, a los procedimientos de participación popular, o al Congreso, si así lo solicita, dentro de los seis meses siguientes a la promulgación del Acto Legislativo, un cinco por ciento de los ciudadanos que integren el censo electoral. La reforma se entenderá derogada por el voto negativo de la mayoría de los sufragantes, siempre que en la votación hubiere participado al menos la cuarta parte del censo electoral”, dice la iniciativa.

Y añade el documento: “Cuando la Corte Constitucional mediante un fallo interprete materias referidas a los derechos reconocidos en el Capítulo 1 del Título ll y a sus garantías, a los procedimientos de participación popular, o al congreso, la ciudadanía podrá solicitar mediante un referendo que se anule dicha interpretación, si la considera contraria a sus principios fundamentales. Y se entenderá derogada por el voto negativo de la mayoría de los sufragantes, siempre que en la votación hubiere participado al menos la cuarta parte del censo electoral y cumplan las exigencias del artículo 155 de la Constitución Política”.

Tras  esta  proposición el representante del Partido Conservador, Jaime Felipe Lozada, aseguró que la propuesta “nace muerta”, pues ningún partido la va a apoyar, ni siquiera el Gobierno Nacional.

 

 

Comparta

Laudy Ordoñez Torres

Comunicadora social y periodista.

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *