La nueva carrera Séptima de Neiva es una piscina cuando llueve

Inundados terminan algunos locales ubicados sobre la carrera séptima, entre calles 18 y 19, cuando se presentan fuertes lluvia, el agua se estanca sobre esta zona convirtiéndose en una ´piscina´.

La nueva obra de la carrera séptima entre calles 18 y 19 ya fue entregada, sin embargo, no ha pasado un mes de estar en funcionamiento y ya viene presentando fallas en el alcantarillado y desagüe de aguas lluvias, por lo que cuando llueve, este tramo de la vía se convierte en un pozo, que arrasa con toda la basura.

Tras la situación, los comerciantes que se ubican sobre la zona, se muestran preocupados dado que cuando llueve, se rebosa el agua por el alcantarillado e inunda los locales, lo que provoca pérdidas materiales y consigo económicas para los empresarios.

“Desde que se está organizando la carrera séptima, no puede llover porque el agua se estanca en este lugar y termina inundando nuestros locales, es absurdo que una obra nueva ya presenté estos problemas, ahí se identifica la falta de planeación y las cosas mal hechas de esta inversión que en vez de traer cosas buenas lo que hace es empeorar todo”, expresó Gloria Chávez.

Esta situación no es la única falencia de esta ejecución, pues los peatones además se quejan de los huecos sobres los andenes, producto de contadores sin tapa que también se llenan de agua y provocan la proliferación de zancudos y con ello enfermedades.

Por su parte los damnificados pidieron a los encargados de esta obra que se evalúe la situación y que se tomen medidas al respecto.

Laudy Ordoñez Torres

Comunicadora social y periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *