¡Ojo! Casos de suicidios en el Huila prende las alarmas

Comparta

En el Huila, durante los últimos meses se ha aumentado los índices de suicidio en la población de forma alarmante. Las autoridades competentes se encuentran en alerta máxima para analizar la salud mental  y emocional de los huilenses.

Según la Secretaría de Salud Departamental, los casos de suicidios se convirtieron en un problema preocupante de salud pública que ha aumentado más del 50% en lo que va del año 2019; siendo esta problemática una de las cinco causas de muertes más usuales en la región opita y el país.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente, cerca de 2.000.000 de personas en el mundo se quitan la vida y muchas más intentan hacerlo, por dificultades económicas, pasionales, afectivas o familiares, que se camuflan en reacciones depresivas visibles y ocultas.

Ante los casos de suicidio presentados los últimos días en el municipio de Algeciras con Ramiro Quimbaya Montealegre; Janz Villareal, Dragoneante del INPEC en servicio de la cárcel de Neiva y Diego Mauricio Bolívar Cuellar, ex vigilante, quien residía en el barrio Altico de Neiva; las autoridades competentes activaron las alarmas sobre la salud mental de los opitas para poder encontrar estrategias de mitigación a este flagelo.

¿Qué pasa en el Huila con este flagelo?

Entender las causas del suicidio es analizar el comportamiento humano y salud mental de la persona que en ese momento atraviesa por una situación de depresión. De acuerdo a Paola Trujillo, psicóloga de la universidad Surcolombiana, el suicidio presenta cifras preocupantes, en la cual a nivel mundial aproximadamente tres mil personas por mes en el mundo se están suicidando y al menos el 70% son personas que están en la etapa de juventud hasta los 35 años.

“Cada vez los casos son más frecuentes en niños y jóvenes, lo que hace que la preocupación crezca más. Tanto así, que en un futuro se puede predecir que el suicidio será una de las principales causas de fallecimiento de la sociedad”, expresó, Paola Trujillo, psicóloga de la Universidad Surcolombiana.

Así mismo, basado en informes dados por la Secretaría de Salud de Neiva, la profesional Jackeline Castillo Losada, manifiesta que a la fecha el municipio neivano presenta 16 casos de suicidio, de los cuales dos casos han sido en menores de 18 años, y la mayoría por determinación instantánea en primer intento, demostrando que la problemática necesita un plan de choque, no solo por parte de las autoridades principales como Alcaldía, Secretaría de Salud, Policía, entre otros; también de los padres de familia, educadores y sociedad en general.

Posibles factores

En el departamento, las circunstancias desencadenantes presuntamente y basados a análisis, son el conflicto de pareja o expareja con un 41,6%, problemas económicos 15,9%, escolares 6,8%, maltrato físico, psicológico o sexual 6,1%; problemas jurídicos 4,6%, enfermedad crónica, dolorosa o incapacitante 2,7%; problemas laborales 1.5%, finalmente la muerte de un familiar o amigo 1.3%; con factores influyentes en casos de conflictos de pareja o expareja con 470 sucesos y los problemas económicos con 94.

Por ende y en lo que tiene que ver con los actores de riesgos más relevantes, se encuentran  el trastorno depresivo con un 20,1%, antecedentes mentales 17,2% e ideación suicida persistente con 18,6 %.

“Pienso que uno de los tantos factores que inciden a que los niños tomen esas decisiones, es que hoy en día se crían solos porque los padres tienen que trabajar, y los patrones de crianza los da un televisor, tablet, celular o la sociedad misma”, reiteró, Paola Trujillo.

Por otro lado entre los factores de riesgo identificados en la población se encuentra que el 41,8% (396 casos), presuntamente corresponde a algún problema de tipo psiquiátrico con depresión. Del mismo modo que existen otros factores de riesgo, identificados, no psiquiátricos, que pertenecen a la ideación suicida persistente, consumo de sustancias psicoactivas y antecedentes familiares de conducta suicida, principalmente.

¿Cómo reconocer un intento de suicidio y qué hacer frente al caso?

Según profesionales de la psicología, los signos de alerta que pueden mostrar que una persona entra depresión y puede incurrir en un acto de suicidio son: La persona presenta cambios en su conducta y comportamiento: Duerme demasiado, pierde el apetito por comer, aislamiento de su familia o amigos, notifica de forma pública en cualquier medio su deseo de morir, o sencillamente pierde interés en las cosas cotidianas que antes le generaban placer.

“Es importante escuchar a la persona, no retarlos a que alguien haga o no el hecho, cuestionarlos por qué lo piensa, dice o actúa de esa manera; incluso opinar si el suicidio es bueno o malo. Por el contrario, lo importante y más recomendable como primer punto, es escuchar, ser compañía afectiva y poderle permitir a esa persona expresar lo que siente y piensa”, indicó, Paola Trujillo, psicóloga de la Universidad Surcolombiana.

“Hay muchas estrategias de mitigación de estos eventos, y una de ellas es la promoción al cuidado de la salud mental, en completo bienestar físico, psicológico y emocional. En otras palabras, quiere decir que en la medida en que yo me sienta bien, puedo transmitirlo. Por eso están disponibles toda las líneas de emergencia, para que no se queden con el problema, al contarior, recibirán la orientación necesaria”, afirmó, Jackeline Castillo Losada, Secretaría de Salud de Neiva.

Comparta

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *