El Huila cuenta con 612 mil hectáreas de áreas protegidas

Comparta

Una de las regiones más ricas del país en términos de biodiversidad, es considerada el Huila, puesto que su variedad de pisos térmicos, desde zonas de paramos hasta extensas áreas de bosque seco tropical, lo hacen un departamento privilegiado.

Además, posee un importante inventario de ríos como el Magdalena, Suaza, Cabrera, Guarapas, Las Ceibas, entre otros cuerpos de agua que brindan refugio a múltiples especies nativas de aves, reptiles, mamíferos, peces de agua dulce e invertebrados terrestres y acuáticos. Incluso pudiendo albergar especies desconocidas para la ciencia.

La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, CAM, diseñó e implementó un completo Sistema Regional de Áreas Protegidas- SIRAP que representa los últimos reductos de ecosistemas nativos intactos en donde podemos encontrar especies de gran interés para la conservación como el Oso de Anteojos, la Danta de Montaña, Puma, Caimán del Magdalena, Águila Real de Montaña, Mono Churuco, Nutria de Rio, el Mono Nocturno entre otros.

“En los últimos años, la Danta de Páramo y el Oso Andino se han convertido en importantes símbolos que han servido para consolidar planes de conservación departamentales que buscan proteger estos animales y los ecosistemas donde habitan. Actualmente, una tercera especie, el Cocodrilo del Magdalena, ha sido descubierta en el Huila como resultado de los procesos de conservación comunitarios que articuladamente adelanta la autoridad ambiental con las comunidades para salvaguardar de esta especie”, explicó Carlos Alberto Cuéllar Medina CAM.

La región huilense cuenta con áreas de nevado, bosques andinos, zonas de páramos, bosque seco tropical, ríos y es donde nace el Macizo Colombiano, ecosistemas que hacen posible la presencia de gran cantidad de especies de flora y fauna.

Áreas protegidas

El Huila cuenta con 612 mil hectáreas de áreas protegidas, que lo consolidan como un departamento líder en términos de declaratoria de su territorio, para proteger ecosistemas estratégicos.

Todas estas zonas, en estricto estado de conservación, corresponden a 5 Parques Naturales Nacionales, 7 Parques Naturales Regionales, 2 Distritos Regionales de Manejo Integrado, 28 Parques Naturales Municipales y 114 Reservas Naturales de la Sociedad Civil.

De igual forma, 120 mil hectáreas del Huila pertenecen a zonas de páramo. Es decir, que al menos el 33% del área del departamento se encuentra en estado de conservación y protección.

Estas maravillas naturales con la que cuenta nuestro departamento, han sido declaradas por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM como áreas protegidas, zonas de estricta preservación y conservación.

Hábitat del Oso de Anteojos

Así mismo, por los bosques del Huila el oso de anteojos deambula libremente y encuentra en las montañas el hábitat propicio para su desarrollo.

Los osos de anteojos son avistados frecuentemente por campesinos huilenses quienes están comprometidos con su preservación, monitoreo y con el cuidado de su hábitat.

La CAM cuenta con 14 grupos de monitoreo comunitario, integrados por 209 personas que trabajan a diario en las labores de seguimiento de rastros, instalación de cámaras trampa, educación ambiental, cuidado de ríos, bosques y suelos. Gracias a su labor, se ha logrado identificar núcleos poblacionales de Osos de Anteojos en ocho de las nueve áreas protegidas regionales con las que cuenta el departamento del Huila.

Los osos de anteojos se caracterizan por presentar manchas blancas-crema en su rostro, garganta y pecho. Dichas manchas son únicas en cada individuo y analizando estos patrones se ha logrado la identificación y descripción de 30 ejemplares, en diferentes estados de desarrollo.

El oso de anteojos Tremarctos ornatus se encuentra amenazado en la categoría Vulnerable (VU), esta especie es endémica de los Andes Tropicales, y es la única especie existente de oso en América del Sur, se caracteriza por presentar manchas blancas o color crema en su rostro y pecho, de donde deriva su nombre.

Una especie sombrilla

El Huila cuenta con una enorme riqueza en cuanto a biodiversidad, lo cual está relacionado con los diferentes ecosistemas que se presentan en el Huila. Sus bosques han sido históricamente el hábitat propicio para especies como oso de anteojos (Tremarctos ornatus), la danta de montaña (Tapirus pinchaque) y el Caimán del Magdalena (Crocodylus acutus), las cuales tienen un valor ambiental importante, no solo por su rol ecológico sino por encontrarse gravemente amenazadas y en peligro de extinción a nivel mundial.

Las especies sombrilla son aquellas que requieren de grandes extensiones para el mantenimiento de poblaciones mínimas viables, por lo que garantizar la conservación de sus poblaciones implica la protección de poblaciones de otras especies simpátricas, especies de menor nivel trófico, o una sección apreciable del ecosistema.

Comparta

Jenifer Osorio

Periodista y Diseñadora Gráfica

Comente aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este aviso se cerrará en seg.